martes, 18 de abril de 2017

Se acerca el invierno y siempre estamos volviendo recordando viejas utopías.

Se acerca el invierno y en este abril este blog cumple 10 años, un número redondo (esos que tanto nos obsesionan, vayan a saber porque pero así es) y nos parece una buena excusa para volver a tomarnos el trabajo y el tiempo correspondiente en darle al "reflexiones varias" algún contenido mas jugado  o no y profundo o no, en nuestra sempiterna costumbre de cuestionarnos y preguntarnos todo como método de aprendizaje en nuestro paso por esta existencia terrenal (asumidos como agnósticos principiantes y por lo tanto con insuficientes conocimientos que nos den certeza absoluta de que nos espere en el más allá algún tipo de infierno o paraíso celestial) insistiremos en aprovechar el día a día y lo cotidiano en una exploración de la filosofía nihilista que hace un tiempo nos atribuyera (quizás con acierto premonitorio) el  fraternal amigo Charlie Boyle en su interpretación del sentido de nuestro estado por alguna de nuestras ultimas breves reflexiones soltadas a la web vía feisbuc o tuiter.

Hace 10 años, como comentaba, pasamos de solo navegar la blogósfera a tener un blog propio para confirmar  seguramente aquella sentencia del prestigioso estudioso y escritor que supo decir que  "cualquier pelotudo tiene un blog", también quizás como forma de darle la razón a algún supuesto amigo que hacia circular correos en los que intentaba calificarnos de fracasados con infulas  pseudointelectuales pero mas que nada gracias a todos los verdaderos amigos que siempre nos alentaron a seguir haciendo camino al andar y que sin lugar a dudas nos permitió sobre todas las cosas ampliar la mirada saliendonos de discursos únicos y guiones repetidos, cabe especial mención, de aquellas épocas del pasado reciente, del inigualable amigo tripleCE , innovador pionero del periodismo digital, cuya temprana ausencia física quizás sea una de las tantas excusas para justificar nuestro ostracismo bloguero de los últimos años pero su recuerdo siempre será motivador  de nuestras reincidencias en garabatear alguna reflexión pese a que no se entienda nada y a pesar de toda el agua que ha corrido bajo los puentes y del paso del tiempo que dejo a los blogs y la blogósfera en el olvido con la actualización vertiginosa, la masificación de los dispositivos y formatos de la comunicación digital. Sí hace 10  años cualquier pelotudo podía escribir en un blog, pensemos  como estamos hoy que millones decimos cualquiera al instante por tuiter, feisbuc, instagram, snapchat o como se llame y que nos sacan al toque nuestros parámetros ideológicos, de gustos y conductas por el manejo de la Big Data, en fin.
  
Estaría bueno que  nos permitieramos bajarle varios cambios a la caja de velocidades, rescatando la racionalidad más reflexiva en estos tiempos acelerados de fomento de la irracionalidad despersonalizada con motivaciones antipolíticas, antihistoricas y por lo tanto antihumanas,  dicen que los únicos interesados en cambiar el mundo son los pesimistas porque los optimistas están encantados con lo que hay, como buen pesimista en este mundo orwelliano que pretenden imponer, este invierno que se acerca supongo que siempre nos queda rescatar las viejas utopías que nos quieren hacer olvidar. Veremos que nos sale.
  

Saludos Cordiales.




domingo, 1 de enero de 2017

Buen Año Nuevo!

Siempre hay que tener un soplo de esperanza para seguir adelante, creo que ToDo PaSa y el 2017 también pasará. 
Que les sea leve: 
Buen Año Nuevo!